miércoles, 15 de abril de 2009

Poder de Espada

Fría indagas mis arterias,
sueltas tu hierro oxidado,
me das un poco de tu sabor a hierro,
no temiendo que me atravieses,
como un sable delicado pero feroz,
aguerrido cansado de días,
queriéndome atrapar,
y sin protección estoy allí en tu primer plano,
atácame sin treguas,
no hay estremecimiento que me rescate,
en medio de mi centro ya no hay miedo,
arráncame las tensiones,
desármame no hay resistencias,
el escudo se partió en dos,
la armadura se desgasto,
de tantos ataques al descubierto,
entrelaza tu espada en mis misterios,
avanza en mis estrategias,
ya mis planes cayeron,
la batalla se estanco.
Atraviésame ahora no te pierdas.

1 comentario:

D@v!l0zk! dijo...

Luego del plan X, llego el plan Y, de inmediato pasé al Z, nada funcionó, todo acabo, termine sin armadura, termine sin protección, pero eso no fue lo que me hizo sentir derrotado, no fue la espada de la realidad atravesando mi corazón, sino darme cuenta que junto a mi escudo y mi protección, también desapareció mi ambición, ya nada más queda, no perdí la guerra, no perdí mi intuición, no perdí mi objetivo y mi inspiración, perdí la fuerza y mi visión ¿qué puedo hacer?...