martes, 17 de marzo de 2009

OTRO VUELO


Sentir que vas a partirte en mil pedazos,
emprendiendo algo interminable indefinido,
con el miedo de no saber si las alas van emprender el vuelo, por nunca haber despegado,
alternos intentos de desafíos,
complejos y absurdas dudas,
interminables rutas de despegues,
y al partir dejar atrás.
Empezando de nuevo en un fugaz y alentador viaje,
pronto se abrirá el cielo, y lo tendrás que tocar,
sentir el aire de libertad.
Los segmentos divididos,
en donde el comienzo es infinito,
empieza, parten unos y tu vuelo ya no es seguir a los demás,
parten otros y te encuentras el punto de partida,
donde estas solo en otro vuelo.

1 comentario:

D@v!l0zk! dijo...

Pero no te atreves a salir, al borde del abismo estás, muchos te alientan, otros te desaniman, muy confundido estás, como un gran halcón, aferrando tus garras a tu rama estás, pero no, no es falta de inspiración, ni falta de espíritu de libertad, son los golpes que te ha dado la vida y que no te dejan despegar, de pronto oyes un crujido, no lo puedes creer, tu suelo, tu rama, la que fijo te tiene, esa misma se ha de quebrar, contra todo pronóstico y sin tiempo para pensar, no te queda otra de saltar y ya estando en el aire, para evitar una horrible caída, en esos segundos vitales, luego de pensar, entre muchas opciones, no te queda otra más que abrir tus alas y volar, luego te das cuenta que no hay oportunidad mejor para arriesgarlo todo que cuando las cosas están peor y no tienes nada, nada, nada, nada por perder…