martes, 24 de febrero de 2009

Ah quizás un día no me viste


Un día de decadencia,
en la que inevitablemente desvanecí,
En un río desesperado de confusión,
Un día triste en el que no me viste,
Solo que ese día mas que luz me devolviste,
La vida perdida, el descenso de la incertidumbre,
Arrastraba penas y enemigos de las cosa buenas,
Desarmándome sin saber que pronto me transformaste,
Vuelvo al sentido a ver todo de nuevo,
Como ese rayito de luz que me devolvió la fuerza
Que enciende la mecha que en explotar tarda.

Si algún día pensé que me rescataron y me inyectaron
Nuevas formas de luz fue un día que detrás del enfoque entubo lo que
Realmente me dio lo que hoy no puedo dejar de dar,
Es un pedacito de mí, no lo peor ni lo mejor,
Un poquito no por que no quiera dar mas,
Al saber que hay personas que dan y te hacen vital
El respirar y apreciar ese momento ese instante,
Feliz que se da para no dejar de creer que siempre hay un rumbo
En donde todo se pinta de otro color.

Este es de mi angelito Davilosky.

1 comentario:

D@v!l0zk! dijo...

Ojalá fuera tu ángel de verdad, no soy un ángel, solo intento recompensar todo lo que un día me llegaste a dar, quizás ese día no te vi con los ojos, pero si con el corazón, sabía que desvanecías, sabía que estabas confundida, así que entre tu confusión y mi confusión hice lo que creí correcto, lo correcto no fue decir, lo correcto fue demostrar, demostrar que te veo con los ojos cerrados y que te siento sin tener que tocarte, demostrar que tu no me das la razón, pero que te llevo muy dentro de mi corazón…
Y todo lo que está adentro de mi corazón se resume a: “dar es dar” “es encontrar en alguien lo que nunca encontrás” “es no fijarte en ella y su manera de actuar”