jueves, 23 de abril de 2009

Ojos Caídos











Parpadeo en lo oculto,
viendo la ola que se aproxima,
una ola salada,
ese naufrago que muestra interés encontrando lagunas,
distanciándose,
a la orilla otro oleaje más,
que se llevo lo que se había construido,
no pudiendo escapar el naufrago de su realidad,
espera otro parpadear,
no queriendo soltarse a escapar,
ve otra salida,
pero se encuentra con los ojos caídos,
con la lastima en una mano,
y en la otra una piedra que le sirve para tallar esas ideas de navegante,
desperdiciando una sonrisa con la arena,
apreciando un caracol, esperando el infinito,
viéndose las manos empuñadas,
no teniendo con quien pelear,
quedándose de brazos cruzados,
se encontró llorando y
dijo para sus adentros,
no puedo decirle
palabras a los que no están en mi isla.

2 comentarios:

D@v!l0zk! dijo...

A mi no me gusta verla de ojos caídos, pero me encanta saber que sigue escribiendo.........sus versos son de lo mejor...!!!

D@v!l0zk! dijo...

Ese oleaje salado y profundo es el que aparece cuando mudo me quedo de tanto gritar, cuando solo me siento al acompañado estar, ese que recorre mis ojos y roda por toda mi cara, ese que me dice ¡Estás haciendo algo mal!, ese al que le pregunto ¡Cuando todo esto va a terminar! Ese oleaje salado cargado de dolor, muchas veces me ahoga, pero me hace sentir mejor, ahí solo en mi isla, en la que nadie me puede acompañar…